Cara Delevingne, el retorno (por Prada)