Victoria Beckham, ¿nueva víctima del exceso de photoshop?